El PSOE logra el apoyo del Pleno para instar al gobierno central a realizar inversiones en el Corredor Mediterráneo y el soterramiento del tren del Puerto


“El Partido Popular no se ha tomado en serio infraestructuras claves para el despegue económico y comercial tanto de nuestra ciudad como del conjunto de la provincia”, señala su portavoz municipal, Daniel Pérez
El Partido Socialista ha conseguido el apoyo de todo el Pleno de la corporación malagueña para instar al gobierno central a realizar las inversiones necesarias en el Corredor Mediterráneo y el soterramiento del tren del puerto, actuaciones necesarias para colocar a Málaga como la capital del sur de Europa.

Durante el debate su portavoz municipal, Daniel Pérez, ha explicado que “Málaga necesita con urgencia que se ejecuten partidas económicas en materia ferroviaria como el Corredor Mediterráneo, la conexión de Alta Velocidad de la Costa del Sol o el soterramiento de las vías del tren del puerto, actuaciones que no pueden esperar más”. A su juicio “durante todos estos años el Partido Popular no se ha tomado en serio estas infraestructuras, que son claves para el despegue económico y comercial tanto de nuestra ciudad como del conjunto de la provincia”.

“El “Corredor ferroviario” es una obra determinante para la economía malagueña, andaluza y española. En nuestro caso apostando por la potencialidad y capacidad del Puerto de Málaga en cuanto al flujo de mercancías y la logística relacionada, y así poder competir y complementar con otros puertos del Mediterráneo”.

“Esta infraestructura cuenta una doble vía de alta velocidad que discurrirá desde la frontera francesa hasta Algeciras, uniendo ciudades tan importantes como Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia y Málaga y conectándolas a su vez con el resto de Europa. Esta red transeuropea ferroviaria tanto de mercancías como de pasajeros vertebran Europa en un recorrido de 3.500 kilómetros entre Algeciras y Estocolmo, con una concentración del 54% de los habitantes en las zonas de influencia por donde circulará, así como se maneja que aglutine el 47% del PIB de nuestro país, un 66% del PIB cuando hablamos de la Unión Europea y 245 millones de personas”.

“Por poner un ejemplo, el tramo Bobadilla–Algeciras, que es particularmente útil para nuestra Comunidad y para el conjunto del país, apenas recibirá este año la ridícula cantidad de 28,5 millones de los 1.300 millones que necesita. Es decir, a este ritmo, harían falta cerca de 50 años para ver finalizado dicho tramo”, critica.

“La sociedad civil, y los estamentos empresariales y sindicales, están pidiendo al Gobierno Central un mayor compromiso para que se lleve a cabo esta obra civil tan necesaria para el desarrollo de nuestro país. En este sentido recuerda que “más de 500 empresarios no han dudado en alzar la voz en el Campo de Gibraltar contra lo que consideran un atropello injustificable contra el desarrollo económico de Andalucía, y que atenta contra el propio interés general de España, por parte del Gobierno de España”.

“Resulta difícil entender que España, con la red de alta velocidad más extensa del mundo después de China, tenga un proyecto vital como éste incompleto e irregular en prácticamente todos sus tramos con una evidente falta de previsión, improvisación y de planificación. Lamentablemente el gobierno de Rajoy mantiene este proyecto paralizado, con sólo cuatro tramos en funcionamiento, uno más en prueba y la inmensa mayoría se hallan en proyecto o en obras. Los Presupuestos Generales del Estado perpetúan otro año más esta situación que además perjudica el interés general como país”

La moción aprobada pone también el foco en la necesidad de que el gobierno central invierta en el soterramiento de las vías del tren del puerto, “actuación para la que este año no se ha recibido un solo euro, mientras ciudades como Barcelona han recibido, para este mismo cometido, 300 millones de euros. Una muestra más del agravio que vivimos los malagueños y malagueñas en inversiones pendientes por el PP”.

Al igual que ocurre con la llegada del tren de altas prestaciones al conjunto de la Costa del Sol, una infraestructura ferroviaria que conectaría Málaga con la Costa del Sol (Mijas, Marbella y Estepona), y daría respuesta a una de las conurbaciones más densamente pobladas de Europa, mejorando las conexiones, aumentan exponencialmente las posibilidades económicas del conjunto.

“Falta la voluntad política de apostar por el desarrollo de la Costa del Sol pese a los ingresos económicos que aquí se generan para el país, además de la proyección e imagen internacional de un sector vital para España como es el turismo. El cortoplacismo y los intereses partidistas están frenando también un proyecto necesario para lograr el desarrollo económico y social de nuestra ciudad y nuestra provincia”, argumenta.

“Nuestra ciudad necesita recuperar el ritmo en inversión que disfrutamos entre 2004 y 2011 para seguir completando las infraestructuras pendientes. La inversión ferroviaria fue excepcional en los años 90, durante el Gobierno de Felipe González, cuya apuesta hizo que la alta velocidad llegará primero a Andalucía que al norte de España. Algo que sentó las bases para la  llegada del AVE a Málaga, la transformación del Aeropuerto o el Puerto, o la construcción de la hiperronda, inversiones cifradas en más de 1.600 millones que han modernizado por completo nuestra ciudad”, prosigue.

“Frente a las inversiones socialistas, el gobierno de Rajoy ha dado la espalda una y otra vez a Málaga en los Presupuestos Generales del Estado, situándola como provincia a la cola en inversiones. Ahora es el momento de que los PGE cumplan con la ciudad de Málaga y su provincia y apueste decididamente por las infraestructuras ferroviarias que los malagueños y malagueñas se merecen”, finaliza.