El PSOE pide la rescisión del contrato con la empresa del CAC por incumplir las ordenanzas y atentar contra el patrimonio

El portavoz socialista Daniel Pérez pide a la concejala de Cultura de la formación Ciudadanos, Noelia Losada, que tome cartas en el asunto tras conocer que un juzgado investiga la posible comisión de un delito contra el patrimonio cometido por el artista Invader en quince edificios protegidos de la ciudad, en connivencia con la empresa adjudicataria de la explotación del Centro de Arte Contemporáneo, dirigida entonces por Fernando Francés

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha exigido al Ayuntamiento de Málaga a que se lleven a cabo “cuantos trámites sean necesarios” para rescindir el contrato de concesión del Centro de Arte Contemporáneo a la actual empresa que lo mantiene, Gestión y Comunicación Cultural SL, que contaba con el dimitido alto cargo de la Junta Fernando Francés como director gerente.

Esta petición se eleva justo un día después de saltar a los medios de comunicación la noticia de que el Juzgado de Instrucción número 6 de Málaga investiga la posible comisión de un delito contra el patrimonio histórico en el marco de la “invasión” protagonizada por el artista Invader durante la Noche en Blanco del año 2017 en quince edificios del Centro Histórico, dos de ellos catalogados como Bien de Interés Cultural: el Palacio de Salinas y el Palacio Episcopal.

Además, el socialista pide al alcalde Francisco de la Torre que medite que la gestión del CAC pase a cargo de la Agencia Pública para la Gestión de la Casa Natalde Pablo Ruiz Picasso y Otros Equipamientos Museísticos y Culturales, “con el fin de controlar incidencias o decisiones precipitadas que pueden llegar a ser constitutivas de delito, como actualmente se investiga en un juzgado”, en clara referencia a la colocación de mosaicos de Invader en edificios protegidos como BIC.

Dada la irresponsabilidad “de esta invasión”, Pérez anima al equipo de gobierno local, formado por PP y Ciudadanos “que saque a concurso público la plaza de director artístico atendiendo a los méritos de capacidad, concurrencia y compromiso con el código deontológico de los museos. Así podremos eliminar la sombra de la sospecha que se cierne sobre el CAC, del que nos viene a la cabeza antes las referencias de mala gestión que la de arte. Un establecimiento museístico de propiedad municipal más ligado a la polémica que al buen desarrollo de sus competencias”, ha denunciado Daniel Pérez.

La empresa que gestiona el CAC, colaboradora necesaria de Invader

Según la información a la que ha tenido acceso el grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, la empresa que gestiona y gestinaba el CAC durante la comisión del supuesto atentado contra el patrimonio, Gestión Cultural y Comunicación, S.L., fue colaboradora necesaria con el artista Invader “para colocar figuras por toda la geografía malagueña, sin tener en cuenta para ello el cumplimiento de la normativa municipal existente. Es por ello, y así se ha podido constatar, que se abrió un procesamiento judicial al entonces, y no sabemos si aún, gerente de dicha empresa y la empresa subsidiariamente”. Esto es así porque, a día de hoy, aún no se conoce exactamente cuál es el papel de Fernando Francés en la gestión de la citada empresa.

Las circunstancias apuntan a que Invader fue el presunto autor material y que actuó previo acuerdo con el entonces director del CAC de la época, Fernando Francés, al que se sitúa como autor intelectual o instigador. Según el portaoz socialista, “existen varios correos electrónicos que corroboran el conocimiento por parte del Centro, en la persona de su director, de todas y cada una de las actuaciones, y como hemos podido conocer, los contactos entre el artista y el gestor cultural se remontan a diciembre de 2015, cuando el que fuera director del CAC (Fernando Francés) viajó a París para reunirse con el artista y proponerle una exposición en la capital.”

Esta situación vine a seguir incidiendo en la m