El PSOE pide al Ayuntamiento iniciar un plan de recuperación de viviendas turísticas para destinarlas a alquiler de larga duración

El portavoz socialista, Daniel Pérez, insiste en la finalidad social y residencial de estos pisos y “que esta iniciativa debería ser gestionada por el Instituto Municipal de la Vivienda, garantizando la posibilidad de su renta a personas que lo necesiten y asegurando a los propietarios de los domicilios el pago de los arrendamientos”

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha pedido al Ayuntamiento de Málaga que dé luz verde a un plan de recuperación de viviendas turísticas para destinarlas a alquiler de larga duración. “Debemos aprovechar la coyuntura social y económica actual para dar estabilidad a quien necesita una vivienda, y también a quien la tiene pero no se fía de alquilarla en larga duración. Este consistorio tiene la posibilidad de garantizar pagos y hacer atractivo la adhesión a dicho plan con medidas de carácter fiscal”.

Así lo ha defendido el líder socialista en una rueda de prensa ante la sede del IMV junto a la edil del PSOE responsable del área de Vivienda en la formación, Alicia Murillo, además de los concejales socialistas Rosa del Mar Rodríguez y Pablo Orellana, y del activista social Francisco Álvarez. Ante los medios de comunicación,  Pérez ha afirmado que “es fundamental la colaboración de la Junta de Andalucía para la gestión de dichos pisos y conseguir estímulos fiscales que hagan atractivos este paso a alquiler de larga duración”. En referencia directa al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, Daniel Pérez ha exclamado que “es el momento de exigir a la Junta de Andalucía la inversión en esta iniciativa para proveer de pisos en arrendamiento a precios asequibles para las familias, que es el gran déficit de la ciudad”.

El portavoz socialista ha insistido en “la finalidad social y residencial de estos pisos turísticos, destinándolos a las familias que necesitan una vivienda digna, y que esta iniciativa debería ser gestionada por el IMV, garantizando la posibilidad de su renta a los demandantes, asegurando además a los propietarios de los domicilios el pago de los arrendamientos”. De hecho, en la actualidad “hay en Málaga más de 20.500 familias que buscan una vivienda y más del 87 por ciento han declarado que prefieren el alquiler frente a la compra”.

Para asegurar además una vivienda digna para las familias, los concejales socialistas proponen la aplicación de incentivos fiscales para los propietarios que se acojan a los planes de arrendamiento social puestos en marcha por cualquier administración pública. De esta forma, “tanto propietarios como arrendatarios salen ganando. Los primeros tienen su casa en alquiler con plenas garantías de pago. Los segundos, pueden vivir en un hogar, derecho que tienen todos los españoles, en un momento donde la crisis sanitaria por COVID19 ha cambiado las reglas del juego e inestabilidad económica para muchas familias”.

Por su parte, la concejala socialista Alicia Murillo ha informado de que este conjunto de iniciativas, que recibe el nombre de Plan de Recuperación Social de Viviendas, debe contar con fondos suficientes de la Junta de Andalucía. “Si antes de la crisis generada por el COVID19 ya era difícil el acceso a la vivienda en nuestra ciudad, porque Málaga es una de las capitales más caras, ahora todo es mucho más complicado”. Según Murillo, “el incremento del alquiler arroja una subida de un 72% en Bailén-Miraflores, un 60% en Cruz Humilladero, un 53% en el distrito Este y un 53% en Carretera de Cádiz. El resto de distritos también han crecido con ritmos cercanos al 25%”.

Murillo animan al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía “a tomar nota del Plan Estatal de Vivienda que contempla un programa específico para el alquiler de vivienda”, mientras que las ayudas del