El PSOE denuncia que el equipo de gobierno ha dejado morir en Campanillas un centenar de árboles pantalla en el acceso al PTA

Residentes junto a las obras de ampliación de la autovía A-7056 de acceso al Parque Tecnológico de Andalucía lamentan que estos ejemplares, en los que la Junta de Andalucía ha gastado más de 9.000 euros para crear una barrera antisónica vegetal, han sido talados tras secarse por falta de mantenimiento municipal

La viceportavoz socialista, Begoña Medina, ha denunciado que el Ayuntamiento de Málaga “ha dejado morir” casi un centenar de árboles que iban a hacer de pantalla vegetal en las obras de ampliación de la autovía A-7056 de acceso al Parque Tecnológico de Andalucía, en el distrito de Campanillas. Según Medina, que es responsable del área de Sostenibilidad Medioambiental en el grupo socialista, “los vecinos de la zona pidieron la instalación de una pantalla antisónica para frenar la contaminación ante los más de seis millones de desplazamientos registrados anualmente en la entrada del PTA en septiembre de 2019”.

La Consejería de Fomento respondió un mes después con la compra de 90 ejemplares de Casuarinas Equisetifolias para su disposición en las obras de mejora de la seguridad vial de acceso al centro industrial desde la A-357 en el límite del Parque Lineal y formar así un muro vegetal, tras invertir 9.270 euros. Según una respuesta parlamentaria, el mantenimiento es competencia del área municipal de Parques y Jardines. “El problema es que el Ayuntamiento de Málaga, responsable del mantenimiento de esta pantalla natural, se desentendió de ellos desde el primer momento, se secaron y ahora han sido talados”, denuncia la socialista.

«No es la primera vez que denunciamos la pérdida de ejemplares de árboles por falta de mantenimiento. Es por ello que pediremos un informe al servicio de Parques y Jardines para conocer por qué se han perdido estos 90 árboles en tan solo cinco meses.» Begoña Medina lo ha manifestado así en el lugar, acompañada por el concejal del PSOE responsable del distrito de Campanillas, Rubén Viruel, y por la presidenta de la asociación de vecinos Evolución, Carmen Fernández. La petición de esta pantalla vegetal ha cobrado fuerza desde hace casi un año por parte de las asociaciones vecinales de Roquero y Evolución de este distrito.

“Los vecinos necesitan dormir en una zona donde el impacto del ruido es elevado. Según la directiva europea 2002/49, las autoridades deben garantizar el descanso de residentes junto a vías con gran movimiento de tráfico rodado, como es el caso”, ha declarado el concejal Rubén Viruel. Pero el Ayuntamiento “se ha desentendido absolutamente de la salud de los campanilleros que viven en calle Fausto, aquejados por una baja calidad ambiental sonora y que deben soportar partículas de los hidrocarburos de los miles de coches que pasan a diario por esta carretera”, ha señalado Viruel.

El responsable del distrito por el grupo socialista ha informado que este eje viario (la conexión entre la A-357 y la A-7056 de entrada al PTA) cuenta con “más de 6 millones de desplazamientos al año, aún más con el volumen de vehículos que ha aumentado con la vuelta de los trabajadores del PTA con la desescalada”.

Por su parte, la presidenta de la asociación vecinal Evolución de Campanillas, Carmen Fernández, ha informado que la solicitud de esta pantalla acústica se inició en septiembre de 2019 con un escrito dirigido por ella misma a la Delegación Territorial de Fomento de la Junta. En el documento, la líder vecinal alegaba que el último estudio de ruido era anterior a 2018, luego la normativa exigía un nuevo mapa de sonido que todavía no se ha llevado a cabo. Sin embargo, “como por aquí pasan más de 6 millones de vehículos al año y se prevé el aumento del tráfico por la instalación de más empresas en el PTA, las pantallas es algo a lo que la Administració