El PSOE gana la unanimidad para el apoyo del comercio ambulante y de los feriantes en la ciudad de Málaga

La moción socialista asegura que autónomos y micropymes del sector puedan desarrollar su actividad en la Plaza de La Marina, en la Alameda Principal, en el Paseo del Parque y los paseos marítimos, además de pedir la colaboración de la Junta de Andalucía y del Gobierno central una línea económica específica, mientras que al consistorio se le pide la reducción del impuesto de vehículos y la exención de tasas de ocupación de vía pública

La concejala del PSOE Carmen Sánchez, responsable del área de Comercio por este grupo, se ha ganado la unanimidad de todos los partidos en una moción socialista pensada para el apoyo de los comerciantes ambulantes y los feriantes. “Han pagado el IBI, el impuesto de sus vehículos y los alquileres sin ningún tipo de ingresos. Algunos, siendo autónomos, han cobrado la prestación por cese de actividad del Gobierno central. Pero todas las ayudas se acaban”.

Por eso, Sánchez ha pedido a la Junta de Andalucía “una línea económica específica para microempresas y trabajadores autónomos del colectivo que han cerrado durante la crisis sanitaria, y al consistorio la reducción de tributos como el impuesto de vehículos y la exención de tasas de ocupación de vía pública, que siguen pagando”. Con la enmienda de la bancada de la derecha para incluir al Gobierno central como administración responsable, aceptada por los concejales de la oposición, la moción ha salido adelante. “Desde el Consistorio debemos poner en marcha todas aquellas medidas que puedan facilitar su incorporación a la actividad económica y aquellas ayudas que sean necesarias para paliar la suspensión de ferias en nuestra ciudad”, en una clara referencia a la Feria de Málaga y aquellas de los distritos que también han sido anuladas durante la época estival.

El equipo de gobierno local en Málaga “debe ser sensible con estos autónomos que han visto con la anulación de las ferias y verbenas una parada en seco de su actividad”. Por eso, también pide “ocupar, durante fechas especiales, la vía pública en lugares frecuentados por el turismo en nuestra ciudad, que desarrollen su actividad en lugares tan emblemáticos como la Plaza de La Marina, Alameda Principal, Paseo del Parque, los paseos marítimos. Es el momento debemos garantizar que estos comerciantes y autónomos, que han tenido la persiana bajada durante el confinamiento, puedan desarrollar su actividad con plenas garantías de seguridad, respetando las recomendaciones sanitarias”.

Y al equipo de gobierno local “le pedimos la exención de tasas como la ocupación de vía pública si no pueden trabajar, además de la bonificación del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) de los camiones y furgonetas que usan para su trabajo”, ha añadido Sánchez. Sobre el papel que ha jugado en esta crisis sanitaria el Gobierno central, la socialista lo ha defendido de manera rotunda: “Es la primera vez en la historia de España que los autónomos han cobrado una prestación por cese de actividad, que vamos a tener un Ingreso Mínimo vital y que las empleadas de hogar van a poder cobrar una prestación. Eso, mientras los colectivos de reparto de alimentos de nuestra ciudad han atendido a 30.000 familias malagueñas hayan pasado hambre porque las ayudas municipales han llegado tarde”.

Previamente a la intervención de la edil María del Carmen Sánchez ha tomado la palabra Rafael Blánquez, portavoz asociación de feriantes de Málaga. Pide “ayuda para feriantes y venta ambulante” porque son sectores muy castigados. Con la eliminación de la Feria, “si parte del dinero que hubiera costado se destinara parcialmente para ayudar al sector nos vendría bien porque llevamos 8 meses con ingresos cero, los seguros de los vehículos no hemos podido abonarlos aún”. Para Blánquez, el gobierno local “debe ser sensible con los autónomos que hemos visto con la anulación de las ferias y verbenas una parada en seco de nuestra actividad”.

La derecha tumba la reactivación económica

Por su parte, la concej