Pérez propone un gran Pacto por Málaga para la reactivación económica y social de la ciudad

Los socialistas recuerdan al equipo de gobierno de PP y Ciudadanos que llevan dos meses pidiendo al Ayuntamiento la creación de una Comisión de Trabajo para, entre otras cosas, consensuar los futuros presupuestos y modificaciones de las cuentas en coordinación con todos los grupos municipales y que las administraciones supramunicipales colaboren en el objetivo de la recuperación con sus políticas

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha propuesto la aprobación de un gran Pacto por Málaga para la reactivación económica y social de la ciudad”. Este acuerdo, articulado a través de una Comisión de Trabajo en la que participarán todos los grupos municipales, “servirá para consensuar los futuros presupuestos y modificaciones de las cuentas en coordinación con todos los grupos municipales”. También se podrán pedirá las administraciones supramunicipales, que son Diputación, Junta de Andalucía y Gobierno central, “que colaboren en el objetivo de la recuperación con sus políticas”.

Pérez ha señalado que “el Ayuntamiento va tarde en la puesta en marcha de planes de recuperación”, mientras que otros municipios de nuestra provincia trabajan en ellos desde hace semanas. “Algunas tiendas y restaurantes están volviendo a la normalidad, pero el virus todavía está en la calle y la reactivación económica está siendo lenta por la necesidad de implementar nuevos protocolos”. Como no hay un minuto que perder, “el Grupo Municipal Socialista diseñó un plan, ‘Málaga Suma’, junto a los diferentes sectores, para llevar a cabo propuestas que beneficien a la ciudad. Sin embargo, no creemos que el camino de la recuperación pase por la implementación de un programa único, sino más bien por la colaboración entre agentes sociales para afrontar la recuperación de esta crisis económica, sanitaria y social”, ha defendido el portavoz socialista.

Además, el grupo socialista “ha tendido la mano desde el inicio de esta crisis para sacar a la ciudad adelante sin poner palos en las ruedas y sin dejar a nadie atrás. Prueba de ello fue nuestro voto a favor en el pleno extraordinario de una modificación presupuestaria por valor de 8,5 millones de euros para poner el erario público al servicio de las familias que peor lo estaban pasando”. Sin embargo, el portavoz socialista ha lamentado que “la misma oposición positiva y propositiva que ha tenido el señor De la Torre no es la misma que ha tenido en Madrid el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez”, puesto que “se han encontrado con un Pablo Casado tirado al monte imitando a los diputados de la extrema derecha, pese a representar a un partido que ha gobernado en España”, ha añadido Pérez.

Así lo ha manifestado el líder socialista en rueda de prensa previa al pleno municipal de este jueves para presentar la moción urgente del PSOE, en la que ha citado los datos de la pandemia en nuestra ciudad: “hemos llegado a los 2.764 casos confirmados de contagio por coronavirus, tomando como referencia los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, mientras que la cifra de muertes en la capital se mantiene en las 151 por COVID-19”. Una vez finalizado el Estado de Alarma, “la ciudad está volviendo poco a poco a la normalidad, aunque queda un largo camino por recorrer hasta conseguir los números de empleo que presentábamos previos a la crisis y ahí es donde debemos estar los responsables políticos”. Pérez ha recordado que uno de los motores de la economía malagueña el el turismo, “precisamente uno de los sectores más castigados por la crisis sanitaria”, teniendo además en cuenta que Málaga es la sexta ciudad por la cola en industrialización “y que ha liderado los ERTEs durante la pandemia”.

En vez de micros, ayuda real

El portavoz socialista ha señalado que la respuesta del alcalde, Francisco de la Torre, ante las consecuencias sociales y económicas del COVID19 ha sido “el adormilamiento, la falta de liderazgo y crear foros sin carácter ejecutivo, dando un micro para el desahogo de los agentes sociales y empresas pero sin un plan de acción”. Según Pérez, “esta inacción ha llevado a que ciertas cuestiones inconclusas, como son las del ámbito