El PSOE lamenta que el equipo de gobierno haya perdido 8 millones por mala gestión

Durante una comisión de Economía, convocada de manera extraordinaria por el Ayuntamiento para aprobar una modificación presupuestaria, la concejala socialista Alicia Murillo ha reprochado al alcalde de la ciudad que destine a los bancos de alimentos lo mismo que al sueldo del gerente de LIMASAM, en torno a 120.000€, en vez de aportar soluciones a las familias y empresas malagueñas en apuros frente al COVID19

La concejala socialista Alicia Murillo ha defendido este lunes el voto a favor del grupo municipal del PSOE a la última modificación presupuestaria propuesta por el equipo de gobierno “por responsabilidad política, porque no es el momento de poner palos en las ruedas para atender las necesidades económicas de nuestro municipio”. Sin embargo, la edil ha matizado que “no estamos dando un cheque en blanco para que el alcalde, Francisco de la Torre, haga lo que quiera con el dinero de los malagueños”. 

En primer lugar, la edil socialista ha expresado que “no es coherente que el equipo de gobierno destine solamente en torno a 120.000 euros para la adquisición de alimentos para la población más desfavorecida, una cifra claramente insuficiente que, precisamente, se acerca mucho a lo que cobra el gerente de la empresa Limpieza de Málaga, 110.000 euros”.

Además, Murillo ha afirmado que en este expediente hay cuestiones “que generan dudas”, como la intención de firmar con la sociedad Garántia para crear líneas de avales a pymes porque “hace meses que las empresas malagueñas pueden acogerse a las líneas ICO del Gobierno central y es importante que si queremos aportar liquidez al tejido productivo se estudien bien los requisitos que va a imponer la Junta de Andalucía”. 

La concejala socialista ha expresado que “hace 12 días el Gobierno regional vendió a bombo y platillo una orden de ayudas a la que no pueden acogerse las empresas que antes hayan sido beneficiarias de una línea ICO del Gobierno de España. Se debe permitir que haya complementariedad en estas ayudas”, ha insistido la concejala del PSOE. Además, ha señalado que “el Ayuntamiento tiene el papel de garante con las condiciones de las que se beneficiarán las pymes con este convenio que se va a firmar con Garántia no sea papel mojado”.


Durante el debate en la comisión, Alicia Murillo ha hablado sobre la deuda que el Ayuntamiento de Málaga debe amortizar “por no haber ejecutado en tiempo y forma las Inversiones Financieramente Sostenibles del 2018. Por eso, según la Ley de Montoro, ahora tenemos que amortizar algo más de 8 millones de euros, que si se hubieran ejecutado en su momento, podríamos haber utilizado para políticas de reactivación económica, en lugar de pagar el débito a los bancos”. 


Responsabilidad política

La concejala Alicia Murillo ha reiterado que el grupo socialista “vota a favor de la modificación presupuestaria por responsabilidad con la actual coyuntura económica. Los ciudadanos nos necesitan y nosotros no les vamos a defraudar, a diferencia de la actitud del señor Pablo Casado, porque hay cuestiones que están por encima de los partidos”. 


Así, la edil ha mostrado “la mano tendida del equipo socialista no sólo para esta modificación presupuestaria, sino también para los Presupuestos de 2021”. En este punto, también ha insistido en que “no se trata de dar un cheque en blanco a PP y Ciudadanos, a quienes exigimos que se pongan a trabajar ya para construir con todos los grupos un plan de reconstrucción económico y social sólida para nuestra ciudad”. Sin duda, “el Presupuesto para 2021 será el más importante de los últimos años, el que marcará la mayor o menor dificultad que van a tener las familias malagueñas para superar esta crisis. Por eso les reitero que cuentan con nosotros para trabajar, pero con responsabilidad y sensibilidad hacia la ciudadanía”, ha zanjado la edil del PSOE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *