PSOE y la confluencia de Podemos e IU promueven un manifiesto para exigir una consulta ciudadana sobre el futuro de los terrenos del Astoria-Victoria

Ambas formaciones, que abogan por poner en valor los restos encontrados y no construir en este espacio tan singular, inician una campaña bajo el eslogan ‘LA MERCED QUE QUEREMOS’, asegurando a través de un manifiesto que ‘Málaga merece un mejor cuidado de su patrimonio, y debe ser la ciudadanía la que decida qué hacer en este lugar, en lugar de dejar esta decisión al arbitrio del gobernante de turno’. 

Los Grupos Municipales del PSOE y Adelante Málaga (confluencia de Podemos e IU) en el Ayuntamiento de Málaga, a través de sus portavoces en el consistorio Daniel Pérez y Eduardo Zorrilla, respectivamente, han comparecido en rueda de prensa esta mañana para exigir que se realice una consulta ciudadana sobre el futuro de los terrenos del Astoria-Victoria.  Para ello, se ha realizado un manifiesto, de libre adhesión que será promovido en una campaña titulada ‘LA MERCED QUE QUEREMOS’. Este texto asegura que ‘Málaga merece un mejor cuidado de su patrimonio, y debe ser la ciudadanía la que decida que hacer en este lugar, en lugar de dejar esta decisión al arbitrio del gobernante de turno’

Según el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, se adopta esta decisión ya que “a nuestro juicio la vía institucional está agotada, ni Partido Popular ni Ciudadanos apoyan con decisión que se pueda decidir sobre este espacio. Ahora es el momento de que la ciudadanía en su conjunto se posicione para poder decidir en libertad que quiere que se haga en estos terrenos con una pregunta muy concreta: quieren la plaza de la merced abierta o, por el contrario, quieren que se construya allí otro mamotreto con dinero público y de dudosa rentabilidad, que sepulte los restos encontrados y llene de hormigón el pasado y el patrimonio de nuestra ciudad”.

Pérez ha lamentado la “falta de empatía con la ciudadanía de Francisco de la Torre y su socio Ciudadanos negándose a hacer lo que es mejor para la ciudad, dejando este espacio sin construir.  Su postura no puede llevarnos a perder nuestra identidad. Es el momento de revelarse y dejar la ciudadanía decida. Construir un edificio en estos terrenos tapando parte de nuestra historia reciente sería un error irreparable, y no podemos permitirlo ni por acción ni por omisión”.

Para los socialistas “el debate sobre la excavación en esta parcela ya está superado, aunque habrá que vigilar que suceda conforme a ley. Conseguir que se siguiera con  lo que marca la ley de patrimonio ha costado que convoquemos un pleno. Ahora, no nos queda más remedio que proseguir con este manifiesto y esta simbólica jornada de votación para conseguir que los y las malagueñas puedan expresar su deseo mediante consulta popular”, asegurando Pérez además que “cuando de conservación del patrimonio histórico se habla, De la Torre no es de fiar En la pasada legislatura se cargó La Mundial y Villa Maya, al inicio de la actual hizo lo propio con los restos encontrados en el entorno de El Corte Ingles, y si a esto le sumamos el lamentable estado que presentan otros bienes de interés cultural como La Alcazaba, La Fuente del Rey o el acueducto de San Telmo, entre otros, podíamos calificar su política de conservación más que de cincel de martillazo”.

Para el portavoz socialista “dejar este espacio abierto supondría un revulsivo para la zona, no solo por lo que se ganaría en amplitud, sino también se potenciaría un gran eje que podrían formar la Plaza de la Merced, con Calle Alcazabilla, una milla de oro cultural y arqueológica, único lugar del mundo donde se dan cita nuestra Alcazaba, en su conjunto con Gibralfaro, a los pies de un teatro romano, que finaliza con el museo de la ciudad, entremedias de una judería que alberga el Museo Picasso que culminaría con esta gran plaza abierta que evoque las diferentes épocas de nuestro legado. Necesitamos ese espacio abierto a la ciudad para el esparcimiento ciudadano y la puesta en valor de nuestro pasado trimilenario”.

El concejal portavoz de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, destaca que “no vamos a conformarnos porque PP y Cs hayan rechazado la consulta ciudadana el Pleno, lograr que la plaza de la Merced quede abierta, se preserven los restos existentes y se cree un parque arqueológico junto al resto de elementos de interés que se concitan en el Centro es un objetivo en el que vamos a seguir trabajando, por eso vamos a impulsar la creación de un bloque social lo más amplio posible para reclamarlo. Si el alcalde no defiende el legado del pasado ni la prosperidad del futuro de Málaga, tendremos que hacerlo nosotros codo a codo con la ciudadanía”.

Zorrilla recuerda que se trata de un asunto que desde la coalición de izquierdas se viene insistiendo desde 2009, “cuando pedíamos que no se construyera y la Plaza de la Merced quedase abierta, ofreciendo una panorámica del conjunto monumental Alcazaba-Gibralfaro y transformando un espacio tan emblemático para la ciudad. Y desde 2013 venimos reclamando que se permita a la ciudadanía decidir mediante una consulta ciudadana. Además, durante los últimos años estamos asistiendo al aumento de vecinos y vecinas favorables a una plaza de la Merced abierta, sobre todo desde que se demolió el edificio de los antiguos cines”.

El portavoz de la confluencia considera que “la realización de una consulta ciudadana es la solución más democrática para resolver qué actuación desarrollar en un espacio tan emblemático y se trata de una solución perfectamente viable. La prueba es que otras ciudades españolas ya han decido cómo actuar ante proyectos estratégicos dando la voz a la ciudadanía y asumiendo como vinculante el resultado. Algunos ejemplos los encontramos en relación con la peatonalización de la Gran Vía en Madrid; el plan de movilidad y peatonalizaciones en el centro de Pontevedra; la regulación de las viviendas turísticas en Sevilla o las medidas para propiciar un cambio de modelo energético en Barcelona”.

En relación con el futuro de la zona este de la plaza de la Merced, Zorrilla insiste en que “un lugar tan saturado de establecimientos como el Centro no necesita un edificio con más bares y restaurantes. En este espacio tan señero de la ciudad y que tan caro nos ha costado a la ciudadanía, hasta 22 millones de euros públicos por las imprevisiones del alcalde, hace falta una actuación de rehabilitación urbana de primer orden, que contribuya a realzar y conocer la Historia de Málaga, una de las ciudades más antiguas de Europa y por la que han pasado tantas culturas y civilizaciones. Lograr el objetivo de dejar la Merced abierta sería recuperar una pieza clave en una Historia de casi 3.000 años de nuestra ciudad y un gran avance cívico, cultural y turístico para Málaga”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *