El PSOE pide al equipo de gobierno que proteja entorno natural del Guadalhorce mediante el control de aforos

Los socialistas advierten de que la apertura de la nueva pasarela sobre esta desembocadura protegida reúne cada fin de semana a centenares de personas cuyo ruido molesta a las aves y que se acumula basura junto a los márgenes de la desembocadura protegida, además de que la distancia excesiva entre barrotes de este puente no evita el riesgo de caídas de menores y mascotas al vacío

La viceportavoz socialista, Begoña Medina, ha pedido al equipo de gobierno local que priorice la protección del Parque Natural del Guadalhorce viendo que centenares de personas se dan cita allí cada fin de semana atraídas por la nueva pasarela sobre la desembocadura. Para la responsable socialista, “esta maravilla de la naturaleza” de 67 hectáreas y declarada Parque Natural en el año 1989, “se ve afectada a consecuencia de la masiva afluencia de personas atraídas por la nueva pasarela peatonal del Guadalhorce, que durante los fines de semana y festivos se convierte en una peregrinación y se adentran en este espacio protegido sin control alguno de aforo”.

Begoña Medina ha comprobado in situ “la acumulación de basura como bolsas, briks, botellas de plástico e incluso mascarillas esparcidas, grafitis en la cartelería, vallas de protección forzadas, señales destrozadas personas que se salen de los senderos para llegas a la orilla del rio asustando a las aves”. Y, por eso, pedirá al Ayuntamiento tanto el control del aforo como la intensificación de las labores de limpieza en sus márgenes a través de una moción que la socialista defenderá en la próxima Comisión de Sostenibilidad Medioambiental.

Para la socialista, “el Ayuntamiento debe incrementar los esfuerzos para limpiar y adecentar las márgenes y entorno del Paraje Natural de la desembocadura del Guadalhorce”. Se trata de uno de los espacios protegidos “más importantes para la observación de aves de Andalucía. A pesar de la continuada presencia del hombre y la influencia del desarrollo de urbanizaciones, carreteras y contaminación, la desembocadura se ha mantenido como hábitat de numerosas especies de aves acuáticas en este Paraje Natural, que ahora se ponen en peligro por la gran cantidad de visitantes”. De ahí que también se solicite a la administración local el control de los aforos.

Este paraje muestra una gran diversidad de fauna destacando la avifauna “como las águilas pescadoras y calzada, el martín pescador, el flamenco rosa, la espátula o la malvasía cabeciblanca y el chorlitejo patinegro, que cría en una zona reservada en la arena de la playa”. Los ornitólogos han catalogado 73 especies de aves invernales, 25 estivales, 90 aves de paso y 45 especies accidentales. “Este e sun bien a proteger, no debemos perderlos por las visitas sin control”, ha apuntado Begoña Medina. “Por eso, los socialistas pedimos que se tomen todas las medidas necesarias para garantizar la máxima protección de este espacio y que las personas que deseen disfrutar del mismo lo hagan sin poner en peligro este bello paraje natural.”

Inseguridad en la pasarela ante el riesgo de caídas

En otro orden de cosas, el concejal socialista Salvador Trujillo ha pedido al Ayuntamiento de Málaga que se haga un estudio en la pasarela del Guadalhorce, porque “esta construcción sobre el río es insegura para los menores y para las mascotas, que pueden caer al vacío porque entre los tablones de la parte inferior de la estructura hay espacio suficiente para que una persona pueda deslizarse hacia el exterior”. Según el concejal, responsable del distrito de Churriana por el grupo socialista, “se han centrado más en el diseño y no han pensado en algo tan esencial como la seguridad de los usuarios del puente de madera, ya que debido al espacio que hay entre los diferentes listones que separan la pasarela del exterior, que además están dirigidos hacia abajo, puede caber una persona y que caiga al vacío”.

“Estamos bastante preocupados ya que la pasarela, que tiene una longitud de 270 metros y supuso una inversión de 1,6 millones de euros, ha suscitado mucha expectación entre los malagueños llegando a producirse masificaciones, generalmente los fines de semana, y al que acuden tanto familias a pasar el día como también deportistas que entrenan por las inmediaciones del Paraje Natural de la desembocadura del Guadalhorce”, señala el edil del PSOE.

“No hay que olvidar que esta estructura sobre el Guadalhorce no ha dejado de crear una polémica tras otra, ya que a los ya conocidos problemas de estabilidad que atrasó varios meses su inauguración debido a los problemas que presentaba en su cimentación se le han sumado ciertas dudas de los usuarios debido a la sensación de vibración que se puede sentir al cruzarla en el tramo central de la misma”, comenta Trujillo. Además, “no debemos olvidar que el puente de madera ha tenido varias actuaciones antes de su inauguración llegándose a reforzar sus pilares a consecuencia de unas fisuras provocadas por el apoyo de la misma, cuyo coste supuso un desembolso de 150.000 euros adicionales”, destaca Salvador Trujillo.

Flora de la desembocadura del Guadalhorce

La vegetación está formada por tarajales de diversos tipos, especies típicas de las costas africanas y ejemplares únicos en nuestra localidad; además, “podemos encontrarnos con carrizales, juncales y matorrales muy llamativos y juncales propios de ríos, mientras que en la zona más cercana a la playa decoran el paisaje asteráceas propias de riberas atlánticas, además de medicagos marinas y ononis que dan color con sus flores a este rico vergel a contados metros del Mediterráneo”, ha defendido la viceportavoz socialista. También hay choperas, álamos blancos y vegetación acuática en sus lagunas, que aportan praderas de Ruppia marítima y especies de los géneros Cladophora y Enteromorpha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *