El PSOE lleva a la comisión de transparencia la oscura gestión del CAC

Durante los meses que el Centro de Arte Contemporáneo estuvo cerrado la empresa facturó cantidades igualmente abultadas, pese a tener a sus trabajadores en ERTE, ganando más dinero neto por este contrato la empresa adjudicataria

El portavoz socialista, Daniel Pérez, ha avanzado que su grupo llevará “la oscura gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga a la próxima Comisión de Transparencia”, que tendrá lugar a final de este mes de mayo. La gota que colma para los socialistas es “que durante los meses en que el CAC estuvo cerrado durante la pandemia, la empresa facturó cantidades igualmente abultadas, pese a tener a sus trabajadores en ERTE, ganando más dinero neto por este contrato la empresa adjudicataria”.

Según el líder socialista, la empresa Gestión Cultural y Comunicación SL “aplicó un controvertido ERTE durante el pasado confinamiento, una medida que hasta criticó el propio alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en su momento al considerarla “absolutamente injustificada”.  Pese a ello, “como hemos podido observar tras una vista del expediente, vemos que a la concesionaria le ha salido bastante rentable el cierre, ya que en marzo, en pleno confinamiento, facturó al Ayuntamiento 232.036 euros; en abril 199.133 euros, y en mayo 218.992 euros. En junio se volvió a la factura habitual, ascendiendo a 270.281 euros”, todo ello “con las puertas cerradas al público”.

Daniel Pérez ha manifestado que “la gestión del CAC siempre ha arrojado más sombras que luces” y que “aprovechando la convocatoria de la comisión de transparencia, que lleva mucho tiempo sin celebrarse, vamos a pedir toda la documentación sobre su actividad”.  Además, ha animado a la concejala delegada del área de Cultura, “a cumplir con su obligación de hacer el seguimiento al contrato actual, bastante opaco, porque no entendemos cómo la empresa concesionaria cobró estos volúmenes de dinero público si todos sus trabajadores estaban en ERTE y no hubo actividad durante la pandemia”. El socialista ha expresado que “este dinero se cobró indebidamente, que la empresa Gestión Cultura y Comunicación SL hizo caja con el CAC sin ofrecer ningún servicio y por eso pedimos a Noelia Losada que haga un seguimiento del pliego de condiciones”.

En el mismo orden de cosas, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento ha señalado que “muchas condiciones del pliego, firmado por el propio Fernando Francés, anterior responsable el centro, no se están cumpliendo. Ni la formación a los trabajadores ni el compromiso de abrir los lunes”. Daniel Pérez también se ha referido a la última adjudicación del contrato de gestión del CAC a la actual empresa, “bastante polémico, porque la oferta de la empresa de Fernando Francés por el hecho de ser 9 euros inferior al límite del contrato se llevó 14 puntos más que otra firma, que había puntuado más en otras categorías y que presentaba un programa cultural de mayor calidad”. Por todo ello, Daniel Pérez defiende que su grupo pedirá una nueva auditoria sobre los dos últimos años del CAC de Málaga. “Queremos poner luz y taquígrafos a esta gestión opaca que se ha realizado permanentemente en el CAC, un centro cuya gestión cuesta a la ciudad más de 3 millones de euros. Esto es inadmisible para la ciudad de Málaga”, ha zanjado el líder del PSOE.

Por su parte, la concejala socialista Lorena Doña, ha recriminado que “el equipo de gobierno ha dejado pasar el ecuador de la legislatura para convocar la Comisión de Transparencia, han tardado más de dos años, cuando tenemos entes en nuestra ciudad que son presa del oscurantismo y de la opacidad, caso del Centro de Arte Contemporáneo”. Doña, que es la responsable de Cultura en el grupo socialista, ha recordado que “llevamos meses pidiendo informes sobre la actividad de la empresa que gestiona el CAC, que nos llegan tarde, después de hayamos pedido hasta la saciedad una auditoría”. Así, “cuando hemos visto la facturación de la empresa solo en una de las facturas aparece un a memoria. En el resto de facturas no hay ninguna memoria que justifique el trabajo de Gestión Cultural y de Comunicación SL en el Centro de Arte Contemporáneo”.

Para la responsable socialista, “esto es un hecho grave, porque ensucia la imagen de un centro, el CAC, que es conocido en toda España y que ha ocupado portadas en medios de comunicación nacionales e internacional. Lamentablemente, esta falta de transparencia es el modus operandi del equipo de gobierno del Partido Popular”. Lorena Doña ha recordado que “la auditoría que se llevó a cabo en 2018, a petición del PSOE, sacó a la luz numerosas irregularidades” en este contrato de 10 años con posibilidad de renovación en cuatro años por valor de 13 millones de euros. “No nos satisface la forma en que el área de Cultura hace seguimiento de del contrato de gestión del CAC y no nos dan toda la información. Así qu