El PSOE pide avanzar hacia una tributación verde en el Ayuntamiento de Málaga

Los socialistas proponen beneficiar con la bonificación del IBI a todos los inmuebles, no sólo los residenciales, que instalen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de los rayos del sol, además de dar ventajas fiscales a empresas que generen menos residuos sólidos urbanos, usen materiales reciclados para construir o hagan consumo de cercanía

El Grupo Municipal Socialista quiere que Málaga “dé pasos cada vez mayores hacia un modelo de transición ecológica que haga de nuestro municipio una ciudad de futuro, sostenible y comprometida con el medio ambiente” y, para ello, el Ayuntamiento “debe poner de su parte”. La edil socialista Alicia Murillo defenderá el próximo jueves una moción para pedir al equipo de gobierno “que se avance hacia una tributación que impulse el uso de energías renovables en los edificios y empresas de la ciudad”, estudiando la modificación de la ordenanza sobre el IBI para beneficiar a aquellos inmuebles, no sólo residenciales, “que demuestren el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía procedente del sol”, además de dar ventajas a empresas que generen menos residuos sólidos urbanos, que usen materiales reciclados para construir o hagan un consumo de cercanía.

Murillo recuerda que la ordenanza fiscal del Ayuntamiento recoge “una bonificación del 15% por cuota íntegra del impuesto a las edificaciones de uso residencial en las que se hayan instalado sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del sol”. Sin embargo, “no se contempla esta bonificación para inmuebles de otros usos como el comercial, el del ocio, la hostelería o el industrial. Consideramos interesante estudiar ampliar la bonificación a inmuebles con otros usos, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte de nuestro PIB se genera en este tipo de inmueble”.

La concejala, responsable del área de Economía en el grupo socialista, ha manifestado que “La Unión Europea tiene entre sus principales objetivos el fomento de la economía verde. Es un objetivo compartido por países miembros, pero también por las administraciones regionales y locales. Una economía economía verde que nos haga avanzar desde lo económico hacia una Europa ecológica, circular y competitiva”. Por eso, a través de la moción del PSOE Murillo pedirá además que el Ayuntamiento estudie la mejora de las cláusulas sociales verdes que se incluyen en los pliegos de licitación, además de instar al equipo de gobierno “a estudiar la Prestación Patrimonial de carácter público no tributario por los servicios de tratamiento y la eliminación de residuos sólidos urbanos con el objetivo incentivar la menor producción de residuos”.

La moción que defenderá Alicia Murillo extiende su ámbito de actuación al incentivo de las obras y de las construcciones. “Cuando hablamos de respeto al medio ambiente queremos ser ambiciosos. Por eso, pretendemos que se incentive con bonificaciones a las empresas constructora que empleen energías renovables en su día a día, además de generar menos residuos o que el producto final demuestra alta eficiencia energética”, ha añadido la responsable socialista.

Fondos de reconstrucción europeos

La concejala socialista Alicia Murillo ha recordado “la gran oportunidad que tenemos en Málaga para acogernos a los Fondos de Reconstrucción que la Unión Europea ha puesto en marcha para combatir los efectos negativos generados durante la pandemia por Covid19”.  Entre ellos se contempla la generación de empleo y de crecimiento económico en iniciativas empresariales que tengan en cuenta el uso de tecnologías limpias y renovables, la mejora de la eficiencia energética de los edificios, además del transporte sostenible de mercancías mediante medios eléctricos.

Estos Fondos de Reconstrucción también se dirigen a empresas que hagan un despliegue rápido de servicios de banda ancha rápida en todas las regiones y hogares, incluidas las redes de fibra y 5G; las que se encargan de la digitalización de la Administración y los servicios públicos, además de las que demuestra una adaptación a sistemas de educación con competencias digitales para todas las edades. “La formación en tecnología para todas las personas y la reducción de impactos negativos en la actividad de las empresas no es una tarea del futuro, sino del presente. Nuestro planeta ya nos ha lanzado varios mensajes, informando que si seguimos consumiendo y produciendo de la misma manera, contaminando a este nivel, habrá un momento de no retorno”, ha advertido Alicia Murillo.

En este punto, “los ayuntamientos tienen un gran margen de actuación, porque tenemos herramientas propias, que son las ordenanzas reguladoras de los tributos, para incentivar en las empresas una fiscalidad verde, con estímulos para reducir los residuos orgánicos, por ejemplo, además de utilizar medios energéticos responsables con el medio ambiente”. Por eso, Murillo ha alentado al equipo de gobierno local a “elaborar estudios de las orden