El PSOE se movilizará junto a los padres y madres de Guadalmar contra al cierre de un aula de Infantil en el CEIP Julio Caro Baroja

Los socialistas advierten que “desde el AMPA darán la batalla a partir de este lunes para frenar el cierre de una línea educativa de 3 años, de las cuatro con que cuenta el centro”, a la vez que recriminan al gobierno de la Junta “que justifique los recortes en la pública por un hipotético descenso de la natalidad en el distrito de Churriana, en vez de verlo como la oportunidad para bajar la ratio por aula”

El concejal socialista Salvador Trujillo, responsable del distrito de Churriana por este grupo, ha expresado “el apoyo del PSOE a la comunidad educativa, a los padres y a las madres de alumnos de Infantil del CEIP Julio Caro Baroja de Guadalmar”, que este lunes se movilizarán “para exigir a la Junta de Andalucía que dé marcha atrás en su intención de eliminar una línea educativa”. Trujillo, tras mantener conversaciones con el colectivo Ampas en Pie, con el AMPA de este centro y con la dirección del colegio, ha recriminado a la Delegación Territorial de Educación “sus intenciones de acabar, el próximo curso, con una de las cuatro líneas de Infantil en el centro educativo, lo que conduce a ampliar la ratio en el resto de aulas, despidiendo a profesores, reduciendo distancias de seguridad y poniendo en peligro la calidad educativa”.

Trujillo ha recordado que “Guadalmar es una zona con población joven, que en cualquier momento puede dar lugar a un baby boom, que necesitan de las cuatro líneas educativas en el CEIP Julio Caro Baroja”. Además, el edil socialista estima que “si reducimos los espacios para Educación Infantil, estamos condicionando también el futuro de Primaria en este colegio para los próximos años, porque los alumnos lastrarán una merma en su calidad educativa”. El concejal socialista ha exclamado que “esto es una agresión hacia la Educación Pública que no vamos a permitir”.

Para el responsable de Educación en el grupo municipal socialista, Rubén Viruel, “esta medida va a tener consecuencias muy graves para el profesorado, para las familias y, sobre todo, para el alumnado. A esto ya nos tiene acostumbrados el gobierno de la Junta, que mientras pasa la tijera a la Educación Pública con unos recortes que antes jamás se habían hecho, sigue manteniendo los privilegios a la educación concertada. Al PP le gusta la educación para hacer negocio”. Para el concejal, “la ratio en las aulas se supera en muchos centros, es difícil encontrarnos en la Pública en nuestra ciudad con el tope de 25 aulas por aula, sino que en muchos casos hay hasta un 10 por ciento de alumnos por encima”.

Para Viruel, “la bajada de los índices de natalidad jamás puede ser una excusa para cerrar aulas, porque lo que se cierre difícilmente se puede abrir en las mismas condiciones en un futuro próximo y porque los índices de nacimientos es un valor que fluctúa cada año”. El edil socialista ha expresado que “esta bajada de la natalidad, en caso de que fuera así, debería ser una oportunidad para reducir la ratio en las aulas, jamás para aumentarla en otras clases con los cierres de líneas educativas. Y mucho menos reducir recursos a los niños y a las niñas de Infantil, una población muy sensible a los cambios”.

Desde el AMPA del CEIP Julio Caro Baroja se manifiestan radicalmente en contra del cierre de esta línea educativa. “La excusa es la bajada de natalidad. Las familias no estamos de acuerdo con esta decisión, puesto que sería un buen momento para bajar la ratio de forma natural y mejorar así la educación”, defiende Maite Martín, secretaria del AMPA Nueva Guadalmar, colectivo que inició a comienzos de este mes una campaña de firmas que “pronto se llevarná a la Delegación de Educación”. Para el AMPA, “esta tendencia de ir cerrando cada curso una línea de 3 años supone la pérdida de personal docente y no docente y de recursos para la educación de nuestros niños y niñas. En nuestro colegio existen 23 matriculaciones como primera opción de escolarización y más de 62 familias lo han solicitado como segunda opción”.

Además, continúa Martín, “esta decisión se toma en mitad del proceso de escolarización, vu