El PSOE se abstiene en el proyecto de fusión de las dos sociedades de limpieza porque “se ha regalado dinero de los malagueños a los privados”

La responsable socialista en el Consejo de Administración de Limasam, Begoña Medina, exige al alcalde que pida a los privados los 3,2 millones de euros que deben a la ciudadanía malagueña, regalado por el Ayuntamiento por un canon de asistencia técnica sin hacer absolutamente nada”, que no figura en los documentos de la absorción

La viceportavoz socialista, Begoña Medina, ha informado que “el PSOE no vota a favor del proyecto de fusión de las dos sociedades de limpieza de la ciudad”, la anterior Limasa III y la municipal LIMASAM, “porque las cuentas no terminan de estar claras, ya que se ha regalado dinero de los malagueños a los privados”. Así, el voto del grupo socialista será “la abstención, porque el alcalde no atiende a lo que le hemos pedido, que exija a las empresas privadas” que gestionaron el 51% de la sociedad de limpieza a través de Seruma (FCC, Sando, Urbaser y Unicaja), los cerca de “3,2 millones de euros de deuda de los privados que al final pagarán los de siempre, nuestros ciudadanos”.

Así, la nueva sociedad hereda una deuda que “si sumamos esos 3,2 millones de euros a razón de los 19 años de la activad de la entidad, podemos afirmar que los privados se han llevado más de 40 millones de euros sin que ese dinero haya repercutido positivamente en el servicio, mediante la adquisición de nueva maquinar ni mejoras en las condiciones de la plantilla o aumento del número de trabajadores”. Medina defiende “el trabajo de cada uno de los operarios de limpieza, pero nunca han sido suficientes, porque Málaga está sucia”.

La socialista ha recordado además que “fue el propio interventor municipal en un informe fechado en 2014 el que alertó de la situación e indicó que no procedía incluir el concepto de asistencia técnica”, lo que suponía un coste adicional del 2,5 por ciento, a la compensación económica que el Ayuntamiento ingresaba anualmente a Limasa para garantizarles “un beneficio que no ha repercutido favorablemente en la ciudad”. Pero “Paco de la Torre se ha negado a exigir lo que es de nuestros ciudadanos”, quien ha justificado en varias ocasiones que este canon por asistencia técnica, “que ha supuesto casi 40 millones de euros desde 2001 se lo merecían las empresas porque daban prestigio a la gestión de la limpieza en la ciudad. O sea, les hemos regalado 40 millones de euros por marketing”.

PSOE pide la municipalización desde hace 10 años

El grupo socialista ha propuesto “desde hace 10 años la municipalización de Limasa porque estimamos que conseguiremos un ahorro de entorno a 10 millones de euros que podemos invertir en maquinaria y en mejora de plantilla. Así lo ha defendido Begoña Medina. Finalmente, la limpieza de Málaga es pública desde el 1 de julio de 2020, “pero ¿por qué hemos tardado cerca de un año en disolver Limasa III, una empresa fantasma? ¿Qué intereses tiene la concejala Teresa Porras y el alcalde, Paco de la Torre, como máximo responsable del Consejo de Administración, en este retraso de un año?”, se ha preguntado la viceportavoz socialista. “En julio de 2020, cuando Limasa III dejó de estar en activo, el equipo de gobierno debería haber liquidado la empresa”.

“Desde el PSOE no renunciamos en absoluto a la devolución de esos 3,2 millones que los privados deberían asumir como su propia deuda. Ahora, los privados ya se han marchado sin que el alcalde les exija la devolución de ese dinero al lugar del que no debería haber salido, las cuentas de la ciudad”, ha zanjado la socialista.