El PSOE califica como “farsa” la bajada de tasas e impuestos anunciadas por De la Torre para el 2022

Los socialistas consideran “absolutamente insuficiente este anuncio, ya que ni los pequeños y medianos empresarios, ni las familias, van a ver reducidos sus pagos, mientras que se mantiene el expolio de la plusvalía por herencia, que afecta a 12.000 familias en los momentos más duros de la pandemia, y que supone un impuesto a la muerte”.

La concejala socialista Alicia Murillo, responsable de Economía en el grupo socialista ha criticado “la farsa” que ha anunciado en la mañana de este viernes el equipo de gobierno local con la bajada de impuestos y de tasas para el 2022, “una medida absolutamente insuficiente y que llega dos años tarde, mientras otros municipios comenzaron a congelar y bajar tasas de ocupación de vía pública desde el primer momento de la pandemia”.  

Según Murillo, “rebajar un 10% la tasa de ocupación de vía pública a hosteleros y comerciantes mientras otros ayuntamientos mantienen su exención este año, y un 5% por el Impuesto de Actividades Económicas que solo pagan los negocios que facturen un millón de euros al año, es decir, casi ninguno pyme o autónomo. Es decir, esta medida es postureo que no ayuda a los malagueños y que dista mucho de ayudar a la recuperación económica en nuestra ciudad”.

La edil del PSOE ha recordado que “ayuntamientos como el de Sevilla lleva desde noviembre de 2020 la tasa de veladores y rebaja de terrazas, en Ronda se ha devuelto esta tasa ya cobrada a los hosteleros y Mijas sigue sin cobrar la ocupación de vías pública”. Y esto mientras que “Paco de la Torre no ayuda a las familias que tiene que beneficiar en este momento tan duro, porque sigue cobrando a 12.000 familias el impuesto a la muerte”, el Impuesto de la Plusvalía por Herencia. “No hace falta se un lince que este año han muerto más personas por el Covid19 y de eso se ha beneficiado el Ayuntamiento de Málaga. En vez de vender humo con rebajas de tasas ridículas, lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es acabar con el impuesto a la muerte porque era un compromiso”.

Lamentablemente, el proyecto de ordenanzas fiscales para 2022 no contempla por ahora esta anunciada rebaja en el impuesto que debe abonar quien hereda la vivienda habitual de un familiar, “un impuesto que le reporta a las arcas municipales en torno a 46 millones de euros al año. Dejar de cobrarlo sí sería un acto de verdadera política, no vender en rueda de prensa rebajas inútiles para los comerciantes y los hosteleros del 10% por la ocupación de vía pública”.

Para finalizar, Murillo ha exigido al Partido Popular que “afronte realmente una rebaja de impuestos a quienes peor lo están pasando, centrándose en ayudas a las familias que no pueden hacer frente al pago de IBI o plusvalías, y ayudando a pymes y autónomos con líneas de ayudas realistas que no dejen fuera, como la última vez, a la inmensa mayoría de los potenciales solicitantes”.