El Ayuntamiento se compromete a evaluar la repercusión económica de museos que reciben dinero público a instancias del PSOE

La edil Lorena Doña saca adelante una moción que además prevé el aumento de recursos para proteger el conjunto histórico de Alcazaba y Gibralfaro y del resto del patrimonio municipal

La concejala socialista Lorena Doña ha celebrado que el Ayuntamiento de Málaga se comprometa a evaluar la repercusión económica de los museos públicos o esponsorizados con dinero municipal, tras defender una moción que ha salido adelante por unanimidad de todos los grupos municipales. En un principio, la iniciativa era más ambiciosa y pedía la creación de un Plan Director, pero tras la enmienda de la concejala de Ciudadanos, finalmente se evaluará con un informe técnico.

Esta moción garantizará además el aumento de recursos económicos en el conjunto histórico de Alcazaba y Gibralfaro, también para el resto del patrimonio municipal. “Debemos cuidar de lo nuestro antes de promover la implantación de nuevos museos franquicia sufragados con dinero de los malagueños. A día de hoy, estas ofertas culturales privadas nos cuestan cerca de 17 millones de euros”, ha recordado la socialista. “Es necesario evaluar qué dinero retorna a la ciudad de lo invertido en ellos, tanto en el caso de los museos franquicia como los de gestión puramente municipal”, ha agregado.

Durante la comisión de Cultura, la responsable socialista ha manifestado la opinión del grupo del PSOE sobre los contactos establecidos por el alcalde, Francisco de la Torre, con empresarios privados que tantear la implantación del museo Hermitage en el puerto de la ciudad. “Tenemos muchas dudas de que esta operación no suponga otro fiasco como lo fue el Museo de las Gemas, un museo que no llegó nunca a abrir, que el equipo de gobierno gestionó mal desde un principio por las prisas electorales y que supuso dilapidar más de  36 millones de euros de los malagueños”, ha recordado Lorena Doña.

“Siempre que el alcalde nos ha dicho que algo no nos iba a costar nada, nos han dado la estocada.  De hecho, al día siguiente de prometer que el Hermitage no costaría un euro para la ciudad, deslizó en un medio de comunicación que meditaría su implantación si tuviera finalmente algún coste. Paco de la Torre nos tiene acostumbrado a esto, donde dije digo, digo Diego”, ha continuado Doña. “El fiasco del Museo de las Gemas”, insiste, “no nos iba a costar nada y al final nos salió muy caro, se rehabilitó un edificio que se convirtió en el alojamiento del responsable del fallido museo”. A esto hay que sumar “el descrédito nacional que apareció en titulares en informativos y cabeceras de prensa de toda España, además de un proceso que a día de hoy continúa judicializado”.

Para continuar hablando sobre “la mala gestión del equipo de gobierno en materia de cultura, está el Centro de Arte Contemporáneo, que podría ser puntero a nivel nacional si no fuera por el oscurantismo que se cierne sobre este edificio. Un museo que se adjudicó con el comodín de la llamada, cuyo responsable pasó de la noche a la mañana a formar parte del gobierno del Partido Popular en la Junta. Un museo del que aparecen y desaparecen obras de su inventario. Un museo que ha ocupado demasiadas páginas de la prensa nacional, y no precisamente para alagar su gestión, sino recogiendo los mil y un escándalos”, ha zanjado la responsable socialista.

Viviendas protegidas en Soliva y Hacienda Cabello, sin mantenimiento

Durante la misma comisión de Cultura y Derechos Sociales, PP y Ciudadanos han tumbado una moción de la socialista Alicia Murillo que propone la puesta en marcha de un plan de choque de mantenimiento en viviendas protegidas, porque en el caso de la VPO de Hacienda Cabello y de Soliva “están tal y como se entregaron hace casi dos décadas”. La socialista ha denunciado el abandono municipal por irregularidades en la limpieza de zonas comunes, ni una mano de pintura desde hace años en barandillas, puertas ni fachadas, además de escaso cuidado en zonas exteriores y de mantenimiento de las placas fotovoltaicas.

En ambas, el alcalde, Francisco de la Torre, “no ha puesto un pie en más de diez años, pese que su compromiso fue, lanzado en campaña electoral, que serían un ejemplo de revolución de la vivienda protegida, respetuosa con el medio ambiente por el aprovechamiento térmico (las placas fotovoltaicas no funcionan) y expandirían la ciudad”, pero la realidad es que ambas zonas de crecimiento “de encuentran abandonadas”. Alicia Murillo ha criticado además que “el equipo de gobierno se desentienda de labores que ha de realizar”. La limpieza es poco frecuente en el suelo de los bloques, también en la limpieza de cristales, escaleras y zonas comunes; falta más que una mano de pintura en las paredes y techos de las zonas comunes, muy deterioradas, también en las barandillas y en los lavaderos.

“No nos sorprende este abandono municipal hacia los residentes en viviendas protegidas. Pero nos da pena, porque a fecha de 31 de enero de 2021 son ya más de 21.000 personas las demandantes de VPO, es decir, el 10 por ciento de las familias malagueñas están inscritas en el registro público de demandantes de vivienda protegida, un problema que viene por los altos precios de los alquileres y también por la dificultad para acceder a financiación para la compra de una vivienda. Además, la triste realidad es que en los últimos 7 años solo se hayan entregado 64 viviendas”, ha zanjado Alicia Murillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *