El PSOE asegura que el proyecto de Repsol que plantea De la Torre va contra los valores de la EXPO 2027

“No puede ser sostenible, entre los dos distritos más densamente poblados de Málaga, colocar más hormigón y dejarlos consolidados como los barrios con menos zonas verdes de toda la ciudad”, ha criticado la viceportavoz socialista Begoña Medina

La viceportavoz socialista, Begoña Medina, ha asegurado este viernes que el proyecto de Repsol que plantea el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, «va contra los valores de la Expo 2027», que lleva el lema ‘Hacia una ciudad sostenible’. La responsable socialista advierte de que «no puede ser sostenible, entre los dos distritos más densamente poblados de Málaga, colocar más hormigón y dejarlos consolidados como los barrios con menos zonas verdes de toda la ciudad”. De esta forma, Medina ha criticado “el expolio de Paco de la Torre hacia el patrimonio municipal de suelo” tras declarar este jueves, durante el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo, la enajenación de cinco parcelas adscritas al Patrimonio Municipal de Suelo en el conocido Parque Repsol. Durante el consejo de administración, el voto del PSOE fue en contra de esta enajenación, porque “supone que en la parte residencial del terreno, donde el Ayuntamiento debería construir vivienda protegida para los más de 21.000 demandantes de la ciudad, el PP hará viviendas y torres que no están al alcance de la mayoría de las familias en nuestra ciudad”.

Además, Begoña Medina ha recordado que “los vecinos de los distritos de Carretera de Cádiz y de Cruz de Humilladero”, en cuya intersección se encuentran estos antiguos terrenos de Repsol, “han pedido por activa y por pasiva que la totalidad del suelo se convierta en un gran parque central en la zona donde hay menos zonas verdes por habitante”. Medina, responsable de Carretera de Cádiz en el grupo socialista, defiende que “los vecinos se mostraron en contra desde el primer momento del cambiazo que Paco de la Torre hizo con los terrenos de Repsol, pasando de una zona verde y de esparcimiento natural en sus 177.000 metros cuadrados a llenar de cemento más de la mitad de su superficie”. En la actualidad, menos del 45% de la parcela se destinará a zona verde, en torno a 60.000 metros cuadrados.

Además, según el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), “cada habitante de esta zona tiene apenas dos metros cuadrados de zona verde, mientras que la Organización Mundial de la Salud aconseja que este ratio de zona verde por habitante ascienda a 10-15 metros cuadrados”, ha recordado Begoña Medina, que ha expresado que “lo que vimos los socialistas ayer (este jueves) durante el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo fue una mercantilización de un suelo que pertenece a toda la ciudadanía, la cual no ha sido consultada en ningún momento por el alcalde”. Sin embargo, los malagueños sí que se expresaron, porque a mediados de 2020 se recogieron más de 40.000 firmas a favor del parque central en la totalidad de los terrenos de Repsol, según una encuesta de la empresa Celeste-Tel.

Con barrios sin zonas verdes no se sostiene el proyecto de la Expo 2027

El grupo socialista “siempre ha defendido que el cumplimiento de las recomendaciones medioambientales pasa por crear un gran parque central urbano en los terrenos de Repsol. Esto podría resituar a Málaga en la senda del respeto medioambiental en consonancia con las recomendaciones de organismos como la Comisión Europea, la Organización Mundial de la Salud o Naciones Unidas, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible enmarcados en la Agenda 2030, en la Estrategia de la Unión Europea sobre Biodiversidad para 2030 y en el Pacto Verde Europeo, además del cumplimiento del Plan del Clima, Alicia, aprobado por el Ayuntamiento de Málaga”, ha manifestado Begoña Medina.

En el mismo orden de cosas, la responsable socialista advierte de que “si queremos que Málaga acoja en 2027 la Exposición Internacional, que lleva el lema de ‘Hacia la ciudad sostenible’, el proyecto debe ser honesto, mostrando una Málaga con zonas verdes, árboles y lugares de esparcimiento suficientes para sus habitantes”. Lamentablemente, esta no es la realidad actual en nuestra ciudad, con indicadores tan negativos en materia medioambiental como los publicados por el OMAU, el Organismo Municipal de Medio Ambiente Urbano.

Según el ente, “Málaga tiene barrios con una absoluta falta de zonas verdes, como en el caso de La Luz-San Andrés donde apenas hay 0,77 metros cuadrados por habitante; en la Trinidad el dato es de 0,3 metros cuadrados